Carolina Herrera: 30 años de calidad y buen gusto

La diseñadora venezolana, radicada hace 30 años en Nueva York, dice en entrevista con Fashionvitrine.com que está encantada con la tienda que abrirá próximamente en Puerto Rico y asegura que no se retira de la moda.

La diseñadora Carolina Herrera está pendiente de cada detalle antes de su presentación en pasarela. Aquí, tras bastidores, antes de presentar su colección Primavera Verano 2012 durante el New York Fashion Week. (Foto Fashionvitrine.com)

 

Por Juan Soto Meléndez
Fashionvitrine.com

Carolina Herrera se encuentra muy entusiasmada con la idea de abrir nuevas tiendas alrededor del mundo, como ocurrirá próximamente en Puerto Rico, cuando se establezca la primera boutique CH Carolina Herrera, concepto de moda lanzado en el año 2001, con la idea de poner al alcance de muchas personas una línea más casual y accesible, en comparación con su sello primario, Carolina Herrera New York.

Desde que lanzó su primera colección, hace exactamente 30 años, muchas cosas han cambiado, pero no su afán por querer ser una de las mejores diseñadoras de los Estados Unidos y del mundo. En ese sentido, el imperio de Carolina Herrera Ltd., fundado cuando arribó a Nueva York para ese misma época, es hoy una de las marcas más conocidas y elegantes de la industria, propiedad del grupo español Puig.

Me da la sensación de que no ha pasado el tiempo”, aseguró la diseñadora en referencia a sus tres décadas como diseñadora de modas, durante una entrevista concedida a www.fashionvitrine.com antes de presentar su colección Primavera-Verano 2012, durante el Mercedes Benz Fashion Week (NYFW). “Siempre es la misma angustia, los mismos nervios, no ha cambiado nada. La gente me dice que después de 30 años debería estar muy tranquila. No, no ha cambiado nada, es igual. Es exactamente como el primer día”, declaró la modista, ganadora del premio de Mejor Diseñadora del año 2008 otorgado por el Consejo de Diseñadores de América, la distinción más importante que puede recibir diseñador alguno en los Estados Unidos.

Durante los próximos meses se espera la apertura de la tienda CH en el centro comercial de Plaza las Américas, en San Juan, Puerto Rico, entrando a la lista de las ya más de 200 tiendas que operan bajo este sello. Europa, Estados Unidos, Centro y América Latina así como los Emiratos Árabes cuentan con este prestigio.

Sin embargo, lo más importante para Carolina Herrera es que las mujeres y hombres conozcan su estilo, particularmente esta propuesta, lo que ahora será más fácil. Lo principal para aquellos que tal vez no sepan de esta marca es, primeramente, visitar la tienda, porque las palabras que ella pueda utilizar para describir esa experiencia se quedan cortas, dijo.

Interior de una de las tiendas CH Carolina Herrera. Foto suministrada por la casa de modas.

Yo creo que la idea es ir y ver la tienda y las cosas que están dentro de la tienda. Tú se lo puedes explicar hablando, pero yo creo que la moda es visual, y tienes que verla, es para tu ojo, es para agradar a tu ojo”, dijo la diseñadora. “Si no vas y ves lo que hay, por más que se lo expliques, pues no lo van a entender”, detalló.

REDES SOCIALES Y DEMOCRATIZACIÓN

Entre los cambios mayores que enfrentan los miembros de la industria de la moda, particularmente los diseñadores como ella, es el despliegue de información de sus colecciones en la web. Blogueras y blogueros de todas partes del mundo, transmisiones en directo de las pasarelas, por mencionar solo algunos de los medios que hoy llevan con mayor inmediatez lo que pasa en las pasarelas, son bienvenidos para ella.

Me parece fantástico, pues a la gente le interesa muchísimo la moda… Yo creo que hay tanta información de moda que por eso es que la gente está tan interesada; y no hay que olvidarse que en este país (Estados Unidos) el negocio número dos es la moda. O sea que, estoy encantada, porque empleamos montones de gente para trabajar”, dice.

Del mismo modo está de acuerdo con la modalidad de “democratizar la moda”, auge visto en los últimos años gracias al desarrollo de líneas de diseñador en asociación con marcas de consumo de masas como H&M, Target, Payless Shoesource y Kohl’s, entre otros.

Me encanta. Me fascina”, dice inmediatamente. “Porqué no. Si no vas a hacer los mismo que estás presentando aquí para H&M, haces otra idea”, explicó, quien recibiría con beneplácito cualquier invitación de este tipo.

Esa clase de acercamiento a la moda ha tenido mucho que ver con la crisis económica que enfrenta el mundo. Ciertamente, buscar una manera de que las marcas se solidifiquen, dándolas a conocer y hacerlas accesibles entre un sector, mayoritario, que posiblemente no tendría acceso a una marca de lujo, ayuda, de alguna forma, a atacar la crisis, aunque para algunos es algo que no debería ocurrir.

La suerte es que ya la crisis para Carolina Herrera está pasando. “Estamos saliendo de ella”, declaró al cuestionársele si de alguna forma le ha afectado a su sello. “Ya salimos, y no vamos a hablar más de ella para que no vuelva”, dice entre risas. Lo que sí no estará en peligro es la “crisis por la elegancia”.

Yo creo que lo elegante es un concepto que no desaparecerá nunca. Es algo que persiste, y hay gente que le gusta y hay gente que no le gusta”, afirma.

LA ELEGANCIA ES INNATA PARA CH

Carolina Herrera es de la creencia de que la elegancia no es adquirida. “Hay una elegancia innata y hay una elegancia que se quiere adquirir que no se a donde a llega…” dice entre risas, pero en serio. “Yo creo que la elegancia innata no tiene que ver con dinero, no tiene que ver con belleza, no tiene que ver con nada de eso… yo no creo que se desarrolla, yo creo que alguna gente la tiene adentro y más o menos se aprende”, asegura.

Diseña para la mujer internacional y se divierte mucho en su trabajo. Asegura que todavía le queda mucho en la industria. Han pasado 30 años desde que comenzó, pero no ha pensado en el retiro. “Me divierto a horrores. Yo hago las cosas que me divierten y si me fastidiaría, no lo volvería a hacer. Me gusta muchísimo y es una pasión que tengo por la moda y la voy a seguir haciendo. No sé si moriré con las botas puestas… depende, si tengo suerte”.

Suerte no le ha faltado, pero tampoco afán por demostrar que los sueños se pueden hacer realidad. Ella no morirá con las botas puestas. Su estilo no se lo permite. Tal vez con unos “pump” rojos, como los que llevaba el día de esta entrevista, en que presentaba una de las colecciones más coloridas y juveniles de Carolina Herrera New York.

Pulsa aquí para que veas la colección SS 2012 de Carolina Herrera New York.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *