Un ‘chitchat’ que en minutos puso en duda la integridad de una ‘stylist’ de moda, de una diseñadora y de una celebridad


La alfombra rosada de Premio Lo Nuestro trajo de todo, incluso controversia. Una controversia que pudo haberse quedado en una mera sección de cotilleo fashionista simpático, pero que se ha tornado en algo un poco más serio, y del que todos hablan en la ciudad de Miami. El detonante, fue este post.

Resulta que el diseñador Michael Costello (que esa noche también vistió a Maite Perroni y Alejandra Espinoza) señaló en una de sus historias de ‘Instagram’ que la diseñadora Rosita Hurtado se había copiado de él, para crearle el diseño que llevó Myrka Dellanos en #PremioLoNuestro, en su edición número 30, celebrada el pasado jueves, 22 de febrero, en el American Airlines Arena, de Miami.

Claramente, en este post, él no menciona el nombre de la modista, pero ya se había revelado el nombre de la diseñadora radicada en Miami. Incluso, ya lo habíamos dicho aquí. Costello, por el contrario, le da una recomendación a la presentadora: que contrate una ‘stylist’ y no una costurera.

Este señalamiento de su parte es relevante y pertinente, porque, ciertamente, hay un parecido entre ambos vestidos, aunque no se trata de una silueta original, pues muchos vestidos pueden ser drapeados con esta misma técnica y también de un solo hombro. Sin embargo, el asunto toma mayor relevancia, al hacerse insinuaciones directas en televisión nacional y en directo, apuntando que esta ‘coincidencia’ no fue realmente una casualidad, sino que ocurrió a propósito, con el aval de la diseñadora, de la artista y de la estilista de modas, que en este caso fue Claudia Zuleta.

Si bien es cierto que en términos legales esta ‘copia’ no represente ninguna falta, tomando en consideración que un diseño de este tipo no está protegido por las leyes de ‘copyright’ ni de propiedad intelectual de los Estados Unidos, sí se podría tratar de un asunto más que nada antiético y no muy bien visto en la industria de la moda. El debate de los derechos de autor en la moda es recurrente y no es la primera vez que un señalamiento como este ocurre.

Resulta que durante la emisión del programa Primer Impacto, de Univisión, en la sección de moda de Jomari Goyso –un día después de la celebración de #PLN30- él y las presentadoras del programa, Pamela Silva Conde y Jackie Guerrido, hablaron de lo que había ocurrido en la alfombra y el plato fuerte de la tarde fue precisamente éste.

El crítico de moda, sin espacio para mal interpretar sus palabras, claramente puso en duda el trabajo de las tres mujeres en cuestión, sin, aparentemente, haber corroborado esta información con ellas: la ‘stylist’, la diseñadora o a la presentadora. Sin embargo, según dijo en el programa Primer Impacto, sí le constaba que fue la misma celebridad junto a su estilista, quienes le pidieron a la diseñadora que hiciera una copia de este diseño, y que la modista lo hizo, sin reparos.

EN SUS PROPIAS PALABRAS

Vamos a hablar de Myrka Dellanos”, comienza diciendo Jomari a sus compañeras Pamela Silva y Jackie Guerrido. “Creo que las presentadoras tienen un papel muy importante. Aquí está la controversia”, lanza, para luego, sin mencionar nombre, plantear la situación. “Un diseñador conocido ha puesto una foto de un vestido, prácticamente, exactamente a éste (al de Myrka Dellanos) de otro color. Entonces viene aquí el dilema: ¿Es copiado por la otra diseñadora? ¿De quién es el problema? Yo, cuando vi este vestido dije: no se ve mal lo he visto ya 60 veces, nada nuevo. Y ¿el pelo? No entendí porque se lo puso así, me imagino, porque ella se siente más cómoda, cuesta mucho retirarse (sic) el pelo, pero era demasiada información”, comenta.

Ahora”, pregunta a las chicas. “¿Creéis que es un problema del diseñador, es un problema de ella (de la presentadora) que no se aseguró que el vestido fuera… que nadie se lo hubiera puesto!

Jackie Guerrido, responde primero: “Yo creo que es del diseñador, porque en este caso Myrka está súper ocupada, en los ensayos y para eso tú contratas a una ‘stylist’ o a una diseñadora, para que te haga el vestido”.

Jomari, le responde a las chicas lo siguiente: “Yo tengo un pequeño ‘scap’ (sic) aquí, de que sé, porque lo hizo Rosita Hurtado y según yo, mandó a hacer ese vestido, o sea, quiero este vestido exacto, ¿me lo puedes hacer?”

Pamela:O sea que, que ella recibió órdenes del estilista…”

Jomari: “Sí”

Pamela: “Eh, pero que, o sea, hay que averiguar los detalles, ¿no? pero…”

Jackie: “Por eso, la estilista o la diseñadora. En este caso, entonces, sería la estilista.”

El tópico de la sección cambió para hablar de otra celebridad, y todo quedó así, en el aire. La discusión no terminó.

He conocido a algunos diseñadores que ciertamente se han enfrentado a este tipo de situación en la que una persona llega a su taller con la foto de otro vestido de pasarela para que le hagan una réplica. Sin embargo, la respuesta del modista ha sido clara y contundente: En este taller no se trabaja así.

Incluso, en la mayoría de los casos, y como se estila en este mercado, son los mismos diseñadores los que, por petición de los estilistas de moda, proponen en bocetos algunas ideas, que incluso se llegan a confeccionar. De ahí, se hace la selección final para la alfombra. En otras ocasiones -y es como frecuentemente se hace en Hollywood- se utilizan vestidos que ya han subido a la pasarela. La alfombra, al final del día, se convierte en la mejor plataforma para imponer tendencias. A veces, la celebridad usa el diseño según se vio en la pasarela, pero se puede hacer una variación, para adaptarse a los gustos de la persona. Es un proceso que involucra a bastantes individuos y no solo a la celebridad.

Ante esto, con honestidad, dudo que una diseñadora como Rosita Hurtado, una de las más conocidas en este mercado, o una ‘stylist’ como Claudia Zuleta, se hayan prestado para hacer lo que ha señalado Jomari, este pasado viernes. ¿Casualidad? ¿Tendencias? ¿Inspiración? ¿Copia? Son preguntas válidas para el análisis, sin duda alguna, pero que todavía, en este caso, no reciben respuestas precisas.

CONOCE A LA ESTILISTA DESTRÁS DE ESTA CONTROVERSIA

Descubrimos a la creadora de los ‘looks’ de Lili Estefan, Giselle Blondet o Myrka Dellanos en Premio Lo Nuestro

@JuanEnVitrina / @TheFashionVitrine

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *