Haider Ackermann y su búsqueda inagotable

“Todo empieza con palabras, no con un dibujo”, afirmó el diseñador colombo francés, Haider Ackerman durante el conversatorio realizado en el Pabellón del Conocimiento Inexmoda – UPB en el marco de Colombiamoda, la Semana de la Moda de Colombia

Haider Ackermann levantó el velo de su enigmática figura y de su proceso de creación al participar del conversatorio “Cómo ser un empresario de moda exitoso”, que se desarrolló en el Pabellón del Conocimiento Inexmoda-UPB, el espacio de formación gratuito más potente de América Latina que se realiza en el marco de Colombiamoda.

Ante un auditorio de 1,200 personas, el aclamado diseñador Haider Ackermann, de raíces colombianas, enfatizó al inicio de este encuentro, que contrario a lo que se piensa no es un hombre solo, sino solitario. “No me gusta la palabra solo porque tiene una connotación negativa, sino solitario. Tengo una familia fantástica, maravillosos amigos y una intimidad estable. Este negocio te puede tumbar.”, afirmó Haider Ackermann, cuyos padres lo llevaron en un recorrido por diversos países y continentes, entre ellos África y Europa.

El estilo atrevido y arriesgado que presentó durante la pasarela la noche anterior es el complemento de la personalidad introvertida pero cálida de este hombre criado en el mundo, que aprovecha las frías noches parisinas para dar largas caminatas y encontrar en los laberintos de su creatividad los nuevos colores, formas o texturas que inspirarán sus colecciones.

En esos momentos aprovecha la parte del cuerpo al que le encuentra más utilidad: sus piernas. No tiene una parte preferida, pero sabe que su inspiración tiene mucha relación a lo que puede hacer con ellas: caminar, avanzar y nunca ir a los reproches que le deja el pasado, sino dejar las enseñanzas en una “canasta”.

Haider Ackermann ha sido calificado como uno de los mejores contadores de historias de la moda, según lo recordó Tim Blanks, cuya primera pregunta indagaba sobre cuál es la que Ackermann quiere contar. Su respuesta fue clara, su historia es una búsqueda, de hermosura, elegancia o de algo que no existe.

Todas sus creaciones son el reflejo de los arraigos que le ha dejado cada país donde ha vivido Haider Ackermann. De hecho siempre lo atrajo el uso de velos y el movimiento de las telas. “Yo me crie en países africanos donde las mujeres usaban velos”, factor que se vio reflejado en la pasarela que presentó en Colombiamoda y que define el concepto del diseñador de capas sobre capas, donde el viento y la luna fueron protagonistas de un momento majestuoso.

Ackermann sale en defensa del lujo y la onerosidad que puede representar la moda, y señala que su papel es el de un equilibrio que neutraliza el caos de la vida moderna. Sus pasarelas son un espectáculo no tan teatral como las de McQueen, a quien admira, sino más sobrias con único objetivo de hacer que el espectador se olvide del mundo por un instante.

La ropa es solo un accesorio, una pequeña parte, pues detrás de las pasarelas hay maquillaje, color y otras expresiones creativas. Así, desprevenido es Haider Ackermann quien solo necesita de su bufanda para ir a cualquier lugar.

En el conversatorio estuvo acompañado de Tim Blanks, reconocido periodista de moda y la voz visible de Style.com, y con Rocío Arias Hofmann directora y co-fundadora de la revista ‘El Malpensante’ y periodista especializada en moda.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *