Conoce los secretos íntimos de la bella actriz cubana Mar Zamora

FOTO FASHIONVITRINE.COM

La actriz cubana Mar Zamora vive intensamente cada una de las experiencias que han marcado su vida. Hoy, disfruta al máximo la oportunidad de interpretar a “Ochún” en la serie de Telemundo, “Enemigo Íntimo”. Cada vez que llega a la ciudad de Miami, la pasa súper bien, y es que no puede ser de otra manera. “Estoy súper feliz de estar aquí, por que los aires de Miami son muy semejantes a los aires de Cuba, mi Isla“, cuenta Mar en un encuentro íntimo durante su corta vista a la ciudad, antes de regresar a Orlando para encontrarse con los suyos, incluyendo el motor de su vida, su hija Shakira.

Por @JuanEnVitrina / Fotos @TheFashionVitrine

Marielena, nombre de pila de la artista, lleva el Mar Caribe en su corazón y también en su nombre, por eso, ha disfrutado al máximo interpretar a otra mujer segura de sí, decidida y súper coqueta, como Ochún, que salió de Cuba y es arrestada en su camino a los Estados Unidos.

– ¿Mar, que ha representado para ti intepretar a Ochún?

– Conectar con mis raíces, con mi tierra, con todo ese encanto de ser cubana. Esta carrera te ocupa tanto, así que no hay nada como conectar con tus raíces. Ochún es cubana igual que yo, así que encontré muchas cosas  que estaban un poco dormidas en mí. Es un personaje muy enriquecedor, muy entrañable.

MAR ZAMORA FOTO FASHIONVITRINE.COM

Ochún saló de México para cruzar la frontera y llegar a Estados Unidos, para poder proteger a su mamá. Tiene grandes sueños, como cantar como Celia Cruz, pero cae presa, injustamente, en el peor reclusorio de la ciudad Juárez. “Pero, como buena caribeña, sobrevive con ese entusiasmo que le pone a la vida“, explica Mar. “Se pone los rolos, se pinta sus labios de rojo, se pone su pañuelo, su blusa amarilla. Con todo su “sex appeal” como si no pasara nada. Es una guarachera, siempre está alegre“, cuenta la joven de su personaje. “Pero en el fondo sí están pasando cosas, ella está preocupada. Ella mantiene a su mamá, imagínate“, aclara.

– ¿Cúanto te puedes parecer a ese personajes?

– Bastante, en algunos aspectos. A mí me gusta siempre pensar positivo, cualquier meta que me trazo, me digo que ‘sí puedo’, que ‘sí lo voy a hacer’, con paciencia, con constancia, sé que lo voy a lograr. Cuando yo pongo un no en mi mente eso es lo peor, porque las cosas no pasan, uno tiene que ser positivo. Entonces, Ochún es así, ella no mira lo que está pasando y sigue adelante. Lo va resolviendo en el camino, y María Elena, Mar es así.

– Cuando llegaste a México en busca de un sueño también, ¿te tuviste que poner tu labial rojo, para seguir adelante, como si nada estuviera pasando, aunque tal vez pasabas días difíciles, lejos de los tuyos?

– Pues sí. La actitud era vestirme, cambiarme, no pasa nada, esto es temporal, esto no es eterno, esto es una situación, lo que está pasando ahora no quiere decir que mañana va a estar pasando así. Y eso es muy importante cuando te trazas una meta. En México, el último año, eran doce horas diarias y en el fin de semana ya no salía, me quedaba estudiando, preparándome. Y sí, son muchísimas circunstancias las que uno pasa en esta carrera, pero siempre estoy enfocada en el futuro, para lo que yo estaba trabajando. Y mira, hoy estoy sentada aquí, viendo la serie en Telemundo, entonces, miras atrás y te das cuenta que valió la pena.

La diva lleva labios rojos

¿En qué momento, si alguno, has sentido la sensación de ‘hasta aquí llegué’?

Nunca he pensado en renunciar, pero sí hubo momentos débiles y mi hija me dijo: ‘Mami, después de todo el sacrificio que has hecho no puedes rendir”. Cuando estás entre madre e hija, tienes una conversación de que los hijos te leen los pensamientos, y para mí es muy importante la opinión de ella, como para ella, la mía también es muy importante. Con ella, este pensamiento de renunciar lo puedes poner en duda un poco, porque al fin del día mi hija es mi prioridad. Pero también recuerdo que yo le dije a ella: “Hija, mami se va a México a realizar su sueño, ¿me apoyas?”. Y ella me dijo que sí, que me apoyaba, y sí quiero que lo hagas, tienes que hacerlo. Entonces ese fue mi motor de arranque. El demostrarle a ella que se puede.

Desde aquél día que Mar decidió viajar a México para seguir con su preparación como actriz, su hija Shakira, hoy de 17 años, se quedó su la madre de la actriz. Para Mar, su madre es su mejor amiga. “Nadie mejor que en las manos de tu madre y mi hija ha estado en las manos de mi mamá y en mis manos, porque cada vez que termino un proyecto, vuelvo con ella. Yo creo que eso es una bendición que tengo y que voy a tener hasta que Dios lo permita”, agradece la Mar, que estudió estudió en la academia de Adriana Barraza, antes de ir al Centro de Educación Artística de Televisa, (CEA).

– Has sido madre muy joven. ¿En ese momento en que tienes a tu niña en tus brazos, tus sueños cambiaron? ¿Cómo cambio tu manera de ver la vida desde ese instante?

– En ese instante mi sueño era mi hija y mi familia. Eso era todo lo que deseaba, tener a mi hija en mis brazos, cuidarla, protegerla y estaba muy feliz. Eso era lo que me llenaba. Uno, como ser humano, crece con cada vivencia y situación. Y a medida que mi vida iba cambiando pues iba queriendo otras cosas. El amor de madre es eterno, así que en ese tiempo estaba muy enfocada en mi hija. Ya cuando mi niña creció, fue cuando me decidí por seguir mi sueño profesional. Mi sueño de niña era ser actriz y como mujer no lo había cumplido, entonces yo quería darle el ejemplo a mi hija. ¿Cómo le voy a decir a mi hija que sea alguien, si yo no lo hice? Porque te lo dicen así. Pero si un hijo ve a una mamá emprendedora, echada para adelante, dice ‘ay, yo quiero ser como mi mamá’. Entonces ese es el ejemplo que yo le quise dar a Shakira. Ella fue ese motor de arranque.

Hace 3 años me fui a vivir a México en busca de alcanzar un sueño. Hoy estoy de regreso en #Orlando y me siento como una triunfadora, porque gracias al #Amor de Dios, de mi hija y de mi familia nunca perdí el enfoque. Siempre estuvo latente la #promesa del #todopoderoso que nunca permitió que escapara de mi destino…😉Pase por momentos y pruebas muy duras las cuales solo Dios y yo sabemos cuanto me costo superarlos. En muchas ocasiones muchos me preguntaron porque una mujer tan hermosa estaba sola 😳??? Y mi #respuesta siempre fue la misma, estoy en #México en busca de un #sueño y no en busca de un #Hombre. Tengo muy claro que el hombre que #Dios tiene para mi, será un hombre amoroso que me querrá a mi hija y a mi, y que siempre se preocupara por nosotras sin que yo lo tenga que pedir. El #hombre que me merezco y que Dios tiene destinado para mi es un ser de gran #Espíritu y #AMOR y que entendera que los hijos siempre estarán #primero. Escribo esto por todas aquellas mujeres que sufren por no tener el #coraje y la #fe que se necesita para alcanzar las #promesas de #Dios #boldness #mothers #singlemoms 💪🏻🙌🏻 #wisdom and #strength #confidence #corage #proudmom 👭💖🙏🏻 #faithful 📚 #confident

A post shared by Mar Zamora (@marzamoraoficial) on

Para seguir ese sueño que la llevó a la televisión, Mar se preparó. Además de estudiar en la academia de Adriana Barraza, tomó clases con el actor mexicano Sebastián Ligarde. “Cuando me gradué de la escuela de Adriana, entré a un proyecto que se llamaba “Otra Piel”, de ocho capítulos, también por Telemundo. Esa fue la primera novela que hice.

Su último año de educación, estuvo en el CEA y de ahí entró a ‘Las Amazonas’. “Fui la única de mi grupo de 30 personas que entró en un proyecto de novelas”, recuerda Mar, del proyecto que la llevó a trabajar de la mano de Victoria Ruffo y César Évora. Luego de esa participación, trabajó en la novela ‘La Piloto’, de Univisión. “Desde que me gradué hace dos años del CEA, sí han pasado muchas cosas. He tenido mucho trabajo. Ha sido una buena respuesta después de tanto sacrificio”.

– ¿Hay espacio para el amor?

– Yo soy un ser de amor, romántica, me encanta. El amor me inspira mucho. Sí estoy lista, pero tendría que ir acompañado a lo que yo soy realmente. Tendría que ser algo muy verdadero, muy genuino, si no es así, no lo quiero entonces. Estoy enfocada, enamorada ahora de mi carrera, de mi hija. Cuando llegue el amor, si es el correcto, la puerta sí se abre, si no, no.

MAR ZAMORA NOS REVELA SUS SECRETOS DE BELLEZA

La guapa “Ochún” de la serie ‘Enemigo Íntimo’ de Telemundo, cuenta con varios trucos de belleza para mantenerse en forma o lucir un cutis impecable. ¿Quieres saber cuáles son? Aquí los revela.

Y es que, como buena caribeña, le gusta presumir de sus curvas y por eso cuida mucho de su cuerpo. Sin embargo, hacer ejercicios es mucho más para la guapa Mar Zamora.

MAR ZAMORA FOTO FASHIONVITRINE.COM

Hago muchas cuclillas o sentadillas. Son muy buenas. A veces no tengo tiempo y trato de hacer entre 70 y 100. Las hago de 20 en 20, son muy buenas. Nosotras las latinas tenemos muchas pompis, así que eso ayuda”, dice entre risas la guapa actriz. “Y te da energía”, añade.

Pero a mí, más que todo, me gusta hacer ejercicio para sentirme bien. Trato siempre de pensar en que me quiero sentir bien, soy muy hiperactiva, entonces si no hago ejercicio estoy desconcentrada”, explica. “La cosa es no quedarte sentada en casa. Creo que el mejor ejercicio o el ideal es aquél que te haga sentir bien a ti como persona”.

EL TRUCO DE BELLEZA PERFECTO

Mar nos cuenta lo que para ella es el truco de belleza perfecto para bajar la inflamación de su rostro durante la mañana.

Me lavo la cara con agua muy fría y también con hielo. También recomiendo dar masajes al rostro con un pepino congelado. Yo, cuando voy de camino a una grabación, me voy dando masajes. La cara llega fresca. Y en la noche me gusta ponerme, lo confieso, es muy bueno, crema de vitamina C”.

FASHION VITRINE

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *