Santiago Couture de frente a Sonia Santiago

La diseñadora de modas puertorriqueña Sonia Santiago presentó recientemente una propuesta de modas que refleja el espectro creativo que le ha caracterizado a lo largo de su carrera como modista, iniciada hace ya 20 años. Domina como pocos el entalle, la confección, es meticulosa y sus delicados drapeados cruzados son sin igual; pero existen ciertos atisbos que demuestran que le falta todavía dominio editorial para subir una colección a la pasarela, actividad que comenzó hace apenas 4 años.

Sonia Santiago ha sido una empresaria exitosa de la industria de la moda local creadora de líneas como Patricia (1991), Sonia Santiago (1997), SS by Sonia Santiago, que estuvo disponible en Sears, y Santiago Couture, su más reciente entrega ideada en el 2007, todas con marcadas diferencias, concebidas con distintas consumidoras en mente.

Cuando subió a la pasarela Afrodita, su colección de otoño invierno 2011 hace algunas semanas pareció como si se hubiesen encontrado en el mismo lugar sus dos últimas marcas, Santiago Couture Sonia Santiago.

La primera, es más elegante  y sofisticada, para una clienta madura en los avatares de la moda, pero moderna y contemporánea. La segunda, no, porque se trata de una propuesta más juvenil, donde lo sensual es la transparencia; y la riqueza del diseño está en la combinación, a veces excesiva, de textiles re bordados en lentejuelas, en contraposición con encaje y telas cubiertas de pedrería. La segunda marca fue la favorita de muchas reinas de belleza, entre ellas, Brenda Liz López, Miss Puerto Rico 1999.

Es aquí donde se percibió un desbalance, que hubiese requerido edición.

Ese desdoblamiento creativo que debe hacer una artista como Sonia para no presentar en un mismo espacio dos ideas encontradas no debe ser tarea fácil, pero sí es posible para esta creativa inquieta, que ha demostrado a lo largo de su trayectoria que puede surcar con éxito más de un mar a la vez.

Esta propuesta ha dejado al descubierto que Sonia puede volver a Sonia Santiago y presentar un desfile por separado, y otro bajo el sello de Santiago Couture, nombre con el que abrió su tienda en enero de 2009, en Galería San Patricio, donde se celebró este pase de modas.

En cuanto a tendencias, la gama de colores que seleccionó la modista refleja su interés por apartarse de la tradición de llevar colores oscuros en otoño. Es por eso que prefirió tonalidades llamativas como el verde, azul, pero también el dorado, atractivas y contemporáneas. Los vestidos, de gala o de cóctel, llevaban faldas de alto vuelo, la cintura se marcó con delicadeza, y dominaron los escote “halter”, “off shoulder”, de un solo hombro, y de corazón.

Santiago Couture es un sello que se encuentra en pleno desarrollo y que sin duda crecerá mucho más. Sonia Santiago, a su vez, es una marca que bien puede volver a ser tan exitosa como lo fue en sus inicios, manteniendo, ambas, su esencia. Es sólo cuestión de tiempo.

Por Juan Soto Meléndez

Fashionvitrine.com

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *