Isabel Toledo relanza su sello en Puerto Rico con magistral propuesta

Isabel Toledo en el saludo final de su presentación en el Puerto Rico High Fashion Week. Foto por Karina Margary Photography para Fashionvitrine.com

 

 

 

Por Juan Soto Meléndez
Fashionvitrine.com

Cuando la diseñadora de modas Isabel Toledo se presentó el fin de semana pasado en el Puerto Rico High Fashion Week (PRHFW) para mostrar su colección Primavera Verano 2012, no sólo debutaba en nuestra isla, sino que regresaba de modo internacional a las pasarelas con su propio sello, luego de más de una década sin mostrar una colección bajo su nombre.

Lo más cercano a esta experiencia la tuvo en el 2007 cuando fue directora creativa de la casa de modas Anne Klein; porque en 1998 ya había tomado la decisión de no formar parte del circuito de moda neoyorquino, cuando mostraba dos veces al año una colección de temporada.

Sin embargo, eso no significó pausa alguna en su carrera. Su trayectoria ha estado repleta de experiencias importantes en las que junto a su esposo, el ilustrador Rubén Toledo, creaba trabajos especiales, que en la mayoría de las ocasiones se exhibían en importantes salas de museos, como se resume en su libro “Isabel Toledo Fashion From Inside Out”.

Igualmente, su nombre continuó vigente. Basta recordar cuando en el año 2009 vimos a Michelle Obama llevar un diseño exclusivo durante los actos inaugurales de la presidencia de su esposo, el presidente de los Estados Unidos Barack Obama. Ese día, su nombre retumbó más allá de la isla de Manhattan, donde ya era una figura respetada.

Como parte de su visita a Puerto Rico, presentó la exposición Una historia de amor entre la moda y el arte, instalada en el Museo de Arte de Puerto Rico, el centro de arte más importante del país, en colaboración con su inseparable esposo. Ellos sin duda, son eso, moda y arte.

Inspirada en la mujer caribeña, Isabel quiso con su nueva colección captar la gracia de la mujer latina de una forma singular. “Sus tonalidades y siluetas evocan la deliciosa alegría del Caribe. En un contexto de rigor cosmopolita”.

Nada más lejos de la verdad. Su debut en la escena local dejó una buen sabor para los fanáticos de la moda. Su trabajo se distingue por una serie de inventos que con su ingeniosidad se han convertido en su marca. Entra aquí el refrán que ella misma ha hecho suyo de que “La moda es arte, el arte es moda”.

Así, antes de ver Isabel Toledo Primavera Verano 2012, se proyectó en pantalla gigante sobre la pasarela un resumen de lo que ha sido su carrera, en gráficas, lo que evidenció que su proceso creativo es como el de un matemático, científico o arquitecto, con la diferencia de que sus fórmulas se convierten en piezas de vestir.

Arquitectura Líquida”, “Geometría Orgánica”, “Origami”, “Suspensión”, “Sombras” son las frases o palabras que el dúo Toledo utiliza para dividir su trabajo creativo, y que de una forma u otra, se apreció en esta pasarela. También, son adjetivos que durante su carrera de casi tres décadas han sido adjudicados, en algunos casos, por la prensa especializada o admiradores cercanos de la pareja. La primera frase, por ejemplo, fue acuñada por Juan Ramos, socio creativo del legendario ilustrador puertorriqueño Antonio López.

Como siempre en mi diseño, la silueta viene de la técnica y la técnica resulta en la silueta. Cada colección emana de mi obra, diferente, pero objeto y producto de un perpetuo refinamiento”, explicó la modista.

De principio a fin, sus diseños reflejaban delicadeza, suntuosidad, técnica definida y muy elaborada, con la gracia y suerte de que son creaciones que cualquier mujer desearía tener en su guardarropa.

La meticulosidad de sus drapeados, por ejemplo, parecían a simple vista delicados flecos. Pero no, es su forma de manipular una tela tan delicada como el jersey. Estos vestidos, largos y de cóctel, llegaron en atractivos colores. El toque geométrico se apreció en algunas chaquetas, con mangas estilo farol, pero resaltadas con un volante gigante sobre los hombros. La técnica de origami, el arte de origen japonés que consiste en el plegado de papel, se pudo percibir en un vestido de franjas náuticas diagonales.

Tratar de descifrar qué técnica utilizó la modista en cada uno de sus cambios es tarea complicada, pero a su vez muy retante. Lo importante es que su trabajo sigue siendo todo un misterio, con la ventaja de que su grado de seducción sigue intacto, a tono con nuestros tiempos.

Nada en esta colección es rígido o arrogante, ni siquiera los vestidos de noche. Ligeros, fluyen con soltura y son de movimiento fácil, sin perder su respetable formalidad. Tanto en el más corto vestido minimalista, como en el más largo y lánguido, las telas son delicadas y suaves, pero también ágiles, como sopladas por la brisa”, describió Isabel antes de su presentación.

No hay duda de ello.

Isabel complementó su trabajo con pamelas gigantes en pajilla pintadas a mano por Rubén. Ese día también se presentó la colección de calzado Spring 2012, de Isabel Toldo for Payless, la tercera entrega de ella y esta compañía de calzado internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *