Harry Robles – Celebra por todo lo alto su “Lady Harry”

 

En su 25 aniversario, el modista puertorriqueño Harry Robles presentó una colección enmarcada en lo que mejor sabe hacer, diseños de marcada tendencia europea con un impecable desempeño en construcción.

Juan Soto Meléndez
fashionvitrine.com

Si hay algo que el diseñador puertorriqueño Harry Robles tiene claro es su filosofía creativa, con la que siempre establece que “más es más”. Eso quedó súper demostrado en su más reciente entrega, con motivo del 25 aniversario de su carrera, presentada en el Hotel La Concha, del Condado, prestigiosa zona turística de la capital de Puerto Rico, San Juan.

“More is More” fue, precisamente, el nombre de este desfile, que integró elegantes vestidos de noche, otros de estilo sastre, así como conjuntos de falda y blusa para la temporada de otoño e invierno 2011, al estilo que sólo él nos tiene acostumbrados.

Harry Robles es un diseñador que ha sabido capitalizar con un concepto de elevada elegancia, que siempre nos hace recordar los exquisitos diseños de grandes de la moda como Valentino, Oscar de la Renta, Dior y Carolina Herrera, prestigiosos sellos de moda, sinónimos de elegancia y clasicismo, como es el suyo.

Robles ha sabido traer a nuestra isla estándares europeos y americanos para hacer el suyo propio, siempre cargado de un trabajo extremadamente minucioso cual si se tratara de diseños de alta costura; sin espacio para la imperfección, gracias a sus bendecidas manos y a las de sus grandes cómplices, un grupo de dedicadas costureras, de quienes siempre se ha sentido sumamente agradecido.

Su arte es tan bien admirado, que antes de que cada desfile comience, somos testigos de un “pre show”, gracias a su distinguida clientela, la cual se asegura de llegar el día del show con un vestido Harry Robles. Eso que vemos fantásticamente desarrollado para subir a la pasarela, lo observamos espectacularmente interpretado en sus clientas, destacadas muchas de ellas como las más elegantes del país.

Fueron “Lady Harry” la protagonista de esta presentación, de toque muy íntimo, reflejado en el espacio seleccionado -pequeño pero acogedor-. Sin pronunciar sus nombres, todas fueron reconocidas en la serie de ‘tuales’ identificados con los nombres de cada una, que se montaron en las bambalinas de la pasarela. Creando la ilusión de que se van bajando de donde estaban colgados, los ‘tuales’ se convirtieron en las primeras creaciones en pasearse por la pasarela. 25 modelos aparecían vestidas con ese armazón de lino blanco marcado con las especificaciones del diseñador. Luego hizo su entrada la colección.

En esta ocasión, la propuesta Otoño Invierno 2011 trajo interesantes aportaciones a su sello, como la integración de lentejuelas cuadradas gigantes, dando un toque tridimensional a faldas y vestidos. Otro detalle, de los favoritos de Harry, particularmente para la temporada otoñal, fue la integración de plumas de avestruz. Aquellas que adornaron un vestido de cóctel en anaranjado y fucsia le impartieron un toque muy chic y juvenil al sello. No pasó por alto la integración del lazo coreano en la cintura de la modelo.

El otoño e invierno que reflejan los colores que prometen causar impacto, como el anaranjado, el rosa intenso, el gris, el champán, el ocre, el añil, el rojo, el dorado mate, y por supuesto, el clásico negro.

El volumen es alto en cada pasarela de este modista sanjuanero. Los volantes son denominadores comunes y aparecen en variedad de tamaños. Las transparencias, en este caso más marcadas que antes, resaltan la sensualidad de la mujer de una forma muy sugestiva, pero elegante, como se observó claramente en la serie de vestidos en tul negro bordados con pedrería y lentejuelas en patrones geométricos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *